Santo Domingo de la Calzada  ●  Turismo  ●  Recorrido por la ciudad

Plazas

 
 
Plazas

Plaza de España

Es la Plaza Mayor de la ciudad y se encuentra ubicada detrás de la Catedral. Al contrario que otras plazas mayores, no ocupa un lugar central en el núcleo urbano de Santo Domingo de la Calzada. Por el contrario se sitúa al Norte, lindando con el extrarradio, en concreto con el Paseo de la Carrera o carretera de Haro. Una explicación a este hecho se atribuye a que la Plaza Mayor originaria de la ciudad no era ésta, sino la que actualmente denominamos Plaza del Santo ya que en los orígenes del burgo ahí se concentraron las instituciones más importantes de la ciudad; el Hospital de Peregrinos, origen de la ciudad; la Catedral y finalmente las dependencias del Concejo con su cárcel.

La actual Plaza de España fue en época medieval el lugar que, extramuros, se empleó para establecer un mercado en el burgo. Tras la ampliación del cerco amurallado en 1367, este amplio lugar quedaría intramuros y por tanto protegido. Con la instalación a finales del siglo XVI del pósito o alhóndiga se inicia una nueva época que llevará a esta plaza a convertirse en el nuevo centro administrativo de la ciudad.

Poco a poco irá adquiriendo relevancia con el traspaso de instituciones como el Concejo y con la instauración de otros edificios públicos. Al parecer, desde época tardomedieval el lugar donde hoy se ubica el edificio del Colegio Público Jerónimo Hermosilla, ya venía siendo ocupado por el Palacio Episcopal. Como se ha dicho, la alhóndiga fue instalada en la última década del siglo XVI, siendo un edificio que aún hoy se conserva y sobre el que actualmente se encuentran dependencias y oficinas del Ayuntamiento.

La transformación arquitectónica más relevante y que aún hoy observamos, se producirá a mediados del siglo XVIII. En esa época se traslada el edificio del Ayuntamiento a esta plaza desde la del Santo, construyéndose para ello un bello edificio sobre una antigua puerta medieval, en el que destaca el rico cuerpo central y los soportales que casi cierran el lado Norte de la propia plaza.

También a mediados de ese siglo se construye la sede del Corregimiento de Rioja en el lado Este. Es un edificio poderoso en el que además se ubicó la cárcel, la cual desaparecerá también de su original ubicación, la Plaza del Santo. Es interesante señalar que la Catedral, ubicada en la entrada Sur de la plaza, abrió una puerta en su ábside para dar acceso a la plaza, signo evidente de su importancia.

Ejemplo de que esta plaza poco a poco se fue configurando como plaza mayor, o sea como centro neurálgico de todo tipo de actividad local, es la existencia en ella de un corral de comedias ya desaparecido, o de la plaza de toros móvil, esta última hasta hace apenas tres décadas.
 A principios del siglo XX, en el lugar que ocupó el Palacio Episcopal, destruido en la Guerra de la Independencia, se construyen las Escuelas Públicas, hoy Colegio Jerónimo Hermosilla. Finalmente, a partir de 1990 se amplía el Ayuntamiento dando continuidad a los soportales barrocos pero con un estilo plenamente actual que si bien huye de la imitación barroca, no supone una ruptura drástica del conjunto.

El poder eclesiástico a través de las dependencias episcopales, el poder local con el traslado del Ayuntamiento y el poder regional con la construcción del edificio del Corregimiento, coincidieron durante una época en esta plaza. Su situación lateral no impidió tampoco que fuese también el centro mercantil y festivo de la ciudad.

En la actualidad, además de edificios públicos y viviendas, sigue cobijando actividades más lúdicas como antaño, concretamente dos de las más importantes manifestaciones culturales de la ciudad, el 'Mercado Medieval' y la representación teatral de 'Los Milagros del Santo'.

 

Plaza del Santo

Se encuentra frente a la Catedral, en el centro del Casco Antiguo. Como se ha señalado, en esta plaza se concentraron en un principio las instituciones más importantes: el Hospital de Peregrinos, la Catedral y las antiguas las dependencias del Concejo, con su cárcel.

El antiguo Hospital de Peregrinos, se sabe que fue levantado por el eremita Domingo en la segunda mitad del siglo XI y para su realización requirió gran cantidad de madera que decidió pedírsela a los vecinos del poblado de Ayuela, situado a 3 km en dirección Sur. Estos se negaron, autorizándole a que cortara todo lo que pudiera con la hoz que llevaba colgada en su cinturón. Fue entonces cuando Domingo cortó los árboles suficientes para la construcción del hospital. Permaneció en activo hasta que en 1840 se trasladara al Convento de San Francisco y a partir de ese año fue morada de diversas familias y de la Cofradía del Santo. En 1965 se rehabilitó para Parador de Nacional de Turismo, el cual sigue funcionando en la actualidad.

 

Plaza de la Alameda

Esta plaza, que siempre ha estado porticada, surgió a partir del siglo XVI. En sus inicios y hasta el siglo XIX era conocida como 'Plaza Nueva' al ser la última plaza construida intramuros; y a partir de entonces empezó a denominarse ''Plaza de la Verdura' porque a este emplazamiento fueron desplazados desde la Plaza del Santo los comerciantes de verduras.

La fuente situada en la confluencia con la calle Isidoro Salas, fue mandada construir por el Corregidor Fernández de Ocampo, para abastecimiento de la población en el año 1799. Procede del barrio conocido como La Puebla y se abastecía del agua procedente de la Fuente de los Mártires, próxima a Gallinero. Las encinas que pueblan la plaza recuerdan el antiguo bosque que se extendía por todo el término municipal. Una hoz cortando una encina, constituye uno de los símbolos del escudo de la ciudad.

La plaza sirve de lugar de reunión y descanso para los miles de peregrinos que llegan durante todo el año a la ciudad ya que en ella se encuentra la Casa de la Cofradía del Santo y Albergue de Peregrinos.

 
     
     
     
     
    Quieres recibir todas las novedades de la web en tu correo electrnico? Pincha aqu.